La Historia de Joseph E. Gallo

Nuestro Fundador Visionario

Joseph Gallo

Cuando niño, Joseph Gallo se enamoró del arte de la fabricación quesera. Esta pasión a lo largo de su vida fué alimentada al probar el queso casero de sus abuelos y refinada a lo largo de una vida de árdua labor y dedicación a un arte que pocos otros han adiestrado.

Joseph Gallo nació en Antioch, CA en 1919. Sus padres habían inmigrado a los Estados Unidos para escapar la pobreza y para encontrar una nueva vida.

Ambos padres provinieron de familias involucradas en el cultivo de uvas, en Italia y en los Estados Unidos.

Después su papá mudó sus operaciones de cultivo de uvas cerca de Modesto, donde Joseph pasó la mayoría de su juventud. Joseph disfrutaba ser activo al aire libre, desarollando un amor por la tierra y la belleza de la circundante vida silvestre.

Por el resto de su vida él personalmente asociaría la naturaleza con salud, bienestar, y serenidad calmante. La Gran Depresión fué un período difícil para la familia y por necesidad, de su tiempo en la granja familiar, Joseph aprendíó una fuerte ética laboral. A una muy temprana edad él logró valiosa experiencia en como apropiadamente cultivar tierra bruta con respeto para el medioambiente. Durante la Segunda Guerra Mundial, se alistó en el Army Air Corps y orgullosamente sirvió a su país tanto en las Filipinas como en Korea. A su regreso, dedicó todo su esfuerzo hacia el negocio, iniciando sus propias operaciones de cultivo oficialmente en 1946 a los 27 años de edad. Trabajó árduamente, personalmente supervisando todo trabajo y haciendo cuanto podía propiamente.

El creía que todo siempre podía mejorarse y que no había vía corta a la prosperidad. El sentía que la prosperidad consta de levantarse temprano y trabajar árduamente todos los dias. Su credo de: "La próxima vez haré mejor," sirvió como catalista para una constante mejoría en toda la empresa. Sus tres hijos Peter, Mike y Linda vinieron a trabajar con él, aprendiendo todo aspecto del negocio bajo su estilo distintivo. Pedro pereció en acción en Vietnam (vea Peter Gallo Organización No-Lucrativa). Mike comenzó desde abajo y ayudó a edificar el negocio familiar con su papá y ahora administra el negocio.

Linda también mantiene un cercano involucramiento en el negocio familiar. Joseph Gallo siempré será recordado como un amoroso hombre de familia y el visionario quién luchó para hacer de sus sueños de la niñez de cultivo lechero y fabricación quesera una realidad. Sus esfuerzos medioambientales y filantrópicos han tenido un impacto perdurador en su comunidad. Aquí en Joseph Farms, su filosofía y memoria permanecen como nuestra fuerza guiadora hasta este día.